SOLAR IMPULSE REANUDA SU HISTÓRICO VIAJE

Noticia 5

 

El piloto suizo aterrizó en el aeropuerto de Nanjing (China) a las 23:30 horas de ayer martes, tras despegar desde la ciudad de Chongquing y realizar una travesía de 17 horas a través el cielo chino.

La aeronave,  muy ligera y de largas alas –unos 40 metros cada una-, no tenía previsto haber hecho una prolongada escala en Chongquing, pero las condiciones meteorológicas impidieron que Solar Impulse 2 (Si2) levantara el vuelo hacia Nankín durante tres semanas.

Para el equipo promotor de este proyecto, permanecer en esa inmensa ciudad, una de las más contaminadas del mundo, significó, también aprovechar el tiempo para difundir el concepto que abandera Si2: concienciar sobre la necesidad de avanzar hacia un mundo más limpio con el uso de nuevas tecnologías.

Según las estimaciones, el vuelo de Chongquing a Nanjing  debía durar entre 14 y 20 horas. Finalmente, la distancia de 1.190 kilómetros fue cubierta en 17 horas. El Si2 permanecerá en Nanjing –uno de los polos industriales y económicos más destacados en China, sede de diversas multinacionales, apenas a 300 km. de Shanghai– unos diez días, antes de emprender la séptima etapa de la vuelta al mundo, sobre el Pacífico, hasta Hawai.

Bertrand Piccard comparte la aventura de la vuelta al mundo con su amigo André Borschberg, ingeniero y expiloto de la Fuerza Aérea Suiza. En cada etapa se turnan la cabina del Si2, de 3,8 m3.

Borschberg pilotará la nave en esta séptima etapa del Solar Impulse, que con sus 17 000 células fotovoltaicas está demostrando al mundo que si es posible volar con la energía del sol, entonces son posibles muchas otras cosas con la producción de energías renovables.

 

SOLAR IMPULSE REANUDA SU HISTÓRICO VIAJE